15 nov. 2010

Altares de Nuestra Señora de Schoenstatt.

Consagremos todo nuestro día de trabajo a la Madre de Dios

Cuanto llevo conmigo
lo que soporto,
lo que hablo y lo que arriesgo,
lo que pienso y lo que amo,
los méritos que obtengo,
lo que voy guiando y conquistando,
lo que me hace sufrir,
y lo que me alegra;
cuanto soy y cuanto tengo,
te lo entrego como regalo de amor,
para la fuente de gracias,
que desde el Santuario brota cristalina,
para penetrar el alma de quienes a Schoenstatt han dado su corazón;
para conducir bondadosamente hasta allí,
a los que, por misericordia, quieras escoger;
y para que fructifiquen las obras

que consagramos ,a la Santísima Trinidad.
Unidos a nuestra generación fundadora sellamos o renovamos nuestra Alianza de amor con la Madre y Reina tres veces Admirable, como en aquel 18 de octubre de 1914.

 Madre, Reina y Victoriosa
Tres Veces Admirable de Schoenstatt



Oh Señora mía, o Madre mía. yo me ofrezco todo a Ti
y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día:
mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo, oh Madre de bondad,
guárdame, defiéndeme, utilizame
como cosa y posesión tuya. Amén.

Oración por la Canonización
del Padre José Kentenich,
Siervo de Dios

Padre eterno: por amor a Ti y a tu santa Iglesia, el Padre Kentenich procuró cumplir siempre tu voluntad y conducir a los hombres hacia Ti.

En la confianza de que Tú lo escuchas de forma especial, te ruego me concedas lo que él te pide en favor mío (aquí se menciona la intención personal) por la intercesión de María, la Madre, Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt.

Te ruego que le regales pronto la gracia de su canonización y así pueda colaborar aún más fecundamente en la obra de tu Hijo Jesús, para gloria tuya. Amén.

Con aprobación eclesiástica. Si su petición es escuchada, le rogamos que lo comunique a Santuario de Schoenstatt, Serrano, 97 - 28006. Madrid